Cuidado de esculturas


 

Nuestras esculturas son delicadas, eso no quiere decir que sean frágiles, al contrario, son muy resistentes y firmes, nos preocupamos mucho de que sean compactadas así es que no se deformaran, ni se desarmaran, eso si, no son a prueba de gatos jejejej, por eso es importante mantenerlas fuera del alcance de ellos.

Para su limpieza solo debes sacudirlo de vez en cuando con unos pequeños golpecitos, luego puedes volver a acomodar sus patitas ya que son de alambre, lo que te permite cambiar su posición ¡No tengas miedo de jugar un poco con ella! Mantenla siempre en un lugar interior lejos del sol directo ya que se puede perder sus colores y dale todo el amor posible para que te acompañe por años.